“Tomarse la palabra: mujeres editoras en el campo cultural chileno”

Investigadora responsable Claudia Montero

Título de la Investigación

“Tomarse la palabra: mujeres editoras en el campo cultural chileno”

Co investigadores: No aplica

Fuente de Financiamiento: Fondecyt Iniciación

Años de duración/ Período: 2016-2019

Línea temática: Literatura, escritura de mujeres

Objetivo general: El objetivo de esta investigación es analizar la figura de la editora como una parte en la conformación del campo cultural y literario chileno entre 1875 y 1930. Se considera una definición amplia de la figura de la editora, la que se analizará a través de publicaciones periódicas a cargo de mujeres, especialmente las que corresponden a revistas o publicaciones culturales y literarias y aquellas editadas por reconocidas escritoras e intelectuales.

Resumen: Esta investigación aborda la figura de la editora como parte fundamental en la cultura escrita, considerando su inserción en el contexto de la conformación del campo cultural y literario chileno entre 1875 y 1930. Una consideración amplia de editora permite analizar esta acción de inserción de una manera plástica, que ilumina los acomodos de acuerdo a la transformación “de la relación de los enunciados, las formas literarias, y los campos semióticos presupuestos por la autoridad literaria, diferenciada de la autoridad política”. La importancia de este análisis radica en las características que imprimiría la editora al proceso de definición del campo considerando su experiencia sexuada. Esta acción puede visualizar cómo una nueva estrategia de inserción de las mujeres en el mundo de las letras, complementaria a otras ya estudiadas, que busca de la autorización como intelectuales y sujetos con voz en el espacio público, tiene efectos en el escenario en el que actúa. Uno de los aportes de esta investigación es integrar elementos para complejizar la lectura del proceso de configuración del campo, considerando tipos de editoras (la editora de prensa general, la publicista, la editora comercial y la editora literaria). Creemos que indagar en esta figura a partir de sus tipos, significado y práctica, permite pensarla como un espacio o lugar de enunciación marginal dada las normas de género, que le permite instalarse como intelectual delegada en el campo, pero crítica.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *